La subdelegada anuncia un despliegue especial de Guardia Civil en el campo para prevenir los robos de aceituna

SUBDELEGADA DEL GOBIERNO CATALINA MADUENO PRESENTACION DISPOSITIVO 2

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha anunciado que ya está activo el operativo especial de la Guardia Civil de Jaén para prevenir los robos en el campo ante el comienzo de la campaña de recolección de la aceituna y en el que participan más de 1.100 agentes. “Es un dispositivo que pretende mejorar los niveles objetivos de seguridad en el ámbito rural, es decir, evitar que se produzcan las sustracciones y dar una respuesta en caso de que lleguen a registrarse los hechos delictivos. Se trata de estar al lado de los olivareros para incrementar, de este modo, la sensación subjetiva de seguridad”, ha señalado la representante del Ejecutivo durante una rueda de prensa en la que ha presentado la orden de servicio diseñada por la Comandancia, en la que ha intervenido también el teniente coronel Francisco José Lozano.

La subdelegada ha especificado que el trabajo específico de la Guardia Civil se centrará, especialmente, en un incremento de la presencia de los agentes en las zonas rurales y en el impulso de acciones encaminadas a seguir consolidando la colaboración y la participación de todos los protagonistas en la campaña agrícola. “Año tras año, la principal preocupación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado es ofrecer el máximo de seguridad en el campo, para que los empresarios y los trabajadores se sientan tranquilos y protegidos, y puedan desempeñar su trabajo, lo que supone una actividad económica fundamental para su modo de vida y para el desarrollo socioeconómico de nuestra provincia”, ha asegurado Madueño.

En este sentido, la representante del Ejecutivo ha especificado que esta campaña de recolección de la aceituna tiene una “especial singularidad”, motivada por la escasez de la cosecha y el incremento de la cotización del aceite de oliva. “Las previsiones apuntan a una producción de 200.000 toneladas, lo que supone un descenso de casi el 60 por ciento con respecto al año anterior, mientras que el aceite está superando los 4 euros por kilo. Ambos factores hacen que la aceituna se haya convertido en un producto muy codiciado por los ladrones”, ha analizado Madueño. “Es una tendencia que ya se percibió en la campaña anterior, en la que incluso se detectó la presencia de bandas organizadas, dedicadas a saquear el fruto de los olivares”, ha remarcado.

Al respecto, y en previsión también de una campaña mucho más corta, la Comandancia ha diseñado un operativo en el que participarán casi 1.200 agentes, pertenecientes a distintas unidades. “Se va a reforzar la presencia en el campo y se aumentarán las vigilancias en las almazaras y en los puestos receptores de aceituna”, ha dicho la subdelegada. Este dispositivo de seguridad de la Guardia Civil realizará labores de prevención, con un mayor incremento de la vigilancia en el los tajos y en los lugares de compra, y también de investigación, a través de las unidades de Policía Judicial, del Seprona y de los seis equipos específicos ROCA que trabajan en la provincia. Del mismo modo, habrá apoyos puntuales del Escuadrón de Caballería y del servicio aéreo en caso de ser necesario.

El objetivo esencial de este operativo es mejorar los niveles de seguridad y, para ello, se continúa intensificando la presencia de patrullas para la vigilancia en caseríos, granjas, explotaciones agropecuarias, zonas de cultivo, instalaciones solares y depósitos de agua. Además se establecerán operativos preventivos en las franjas horarias de mayor incidencia de este tipo de delincuencia y se están intensificando los puntos de verificación de personas y vehículos, así como las inspecciones de establecimientos de compraventa de material usado.

El dispositivo establecido se ha visto reforzado en los últimos años con los Equipos ROCA, diseñados para combatir específicamente esta actividad delictiva, con los que se ha incrementado la seguridad de estas explotaciones mediante una vigilancia permanente y una mayor comunicación con los colectivos afectados. En total, en la provincia de Jaén, trabajan seis equipos dedicados exclusivamente a estos cometidos. Están ubicados en Baeza, Martos, Jaén, La Carolina, Andújar y Beas de Segura.

Igualmente, a lo largo de los últimos meses, la Comandancia ha reforzado las labores de investigación, potenciando la labor de obtención de información y la elaboración de planes de inteligencia específica sobre estos delitos por parte de las Unidades de Policía Judicial. Al mismo tiempo, se ha fomentado la participación en las labores de investigación de las unidades territoriales de la Guardia Civil. “Ha resultado fundamental la cooperación y el trabajo conjunto con el sector agrícola. Se continúa manteniendo un contacto permanente con las organizaciones agrarias y con el resto de agentes del ámbito rural, los guardias rurales y las diferentes policías locales”, ha remarcado la subdelegada.

Por otro lado, Catalina Madueño ha insistido en hacer un llamamiento a la colaboración de los agricultores para evitar los robos, haciendo hincapié en dos cuestiones básicas: “La primera es que alerten a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en caso de que adviertan cualquier movimiento sospechoso. Se puede realizar a través del 062 o de otros canales alternativos, como la aplicación ALERTCOPS para poder enviar de forma inmediata la ubicación, imágenes o videos, a la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil. La segunda es extremar la cautela y no dejar maquinaria o aceituna ya recogida en el campo. No se pueden dar facilidades a los ladrones. Las estadísticas nos dicen que prácticamente uno de cada cuatro kilos de productos que son sustraídos ya estaban recolectados. Se ha avanzado en esta cuestión, pero tenemos que seguir incidiendo y no bajar la guardia al respecto”, ha matizado.

Otra de las recomendaciones a los agricultores es que extremen las medidas a la hora de contratar trabajadores extranjeros y les reclamen la presentación de su documentación original. “Es la mejor manera de evitar problemas”, ha explicado la subdelegada, quien ha felicitado a la Guardia Civil por preservar la seguridad de las explotaciones agrarias de la provincia.

En la campaña pasada, se denunciaron 102 delitos relacionados con las labores agrícolas del olivar, lo que supuso la sustracción de 203.961 kilos de aceituna, frente a los 121.371 del ejercicio anterior. No obstante, la Guardia Civil consiguió recuperar casi el 23 por ciento del total sustraído y puso ante la Justicia a 49 personas (7 detenidas y 42 investigadas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entrada siguiente

Informativos 9 · 7.11.2022

Mar Nov 8 , 2022
Las noticias de la jornada en Informativos 9
Informativos 9