9laLoma.tv

Las noticias más cercanas al instante

Educación incorpora 4 nuevos comedores y un aula matinal en 5 centros de la provincia

5 minutos de lectura

El delegado territorial de Educación y Deporte, Antonio Sutil, acompañado por el alcalde de Villatorres, Miguel Manuel García, ha visitado hoy el CEIP Francisco Badillo de Villargordo, donde ha comenzado a funcionar esta semana un nuevo comedor escolar.

Se trata de uno de los cuatro centros en los que APAE ha incorporado este servicio por primera vez en el presente curso, junto con el CPR El Olivo, en Mures (Alcalá la Real), el CEIP Román Crespo Hoyo, en Castellar, y el CEIP Manuel de la Chica, en Mengíbar. A ellos se les suma una nueva aula matinal en el CEIP Santa Ana, en Linares.

Por otra parte, la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) ha adjudicado hoy el servicio de comedor escolar de los 147 centros educativos, entre los que se encuentran 40 colegios de Jaén y 16 de otras provincias abandonados por Col Servicol, a la empresa andaluza de restauración colectiva “Hermanos González”. No obstante, mientras finalizan los trámites de adjudicación y formalización del contrato que, mediante el procedimiento de urgencia y atendiendo a la normativa vigente se prolongan durante 15 días hábiles, APAE y la empresa están manteniendo reuniones de coordinación para que el servicio de comedor comience a funcionar lo antes posible.

El delegado territorial de Educación y Deporte, Antonio Sutil, ha agradecido a la empresa y a la Agencia Pública Andaluza de Educación “el incansable esfuerzo y la efectiva coordinación en la resolución de la nueva adjudicación y formalización de los contratos del servicio de comedor en estos centros educativos” y ha manifestado su “plena satisfacción por el restablecimiento de este servicio complementario, fundamental para atender las necesidades de nuestros niños y niñas y una medida esencial para la conciliación familiar”.

Asimismo, Sutil ha recordado que la “dramática situación” que llevan sufriendo los escolares y las familias de estos centros jiennenses es la consecuencia del abandono y el incumplimiento de dos empresas, así como del “desmantelamiento de un sistema por parte de la anterior administración que se remonta al año 2007, cuando comenzaron a eliminarse muchas cocinas que se ubicaban en los propios centros escolares y a externalizar el servicio a algunas empresas que, posteriormente, han resultado ser de dudosa ética profesional”.

No obstante, el delegado ha reiterado su solidaridad y su apoyo a las “familias y comunidad educativa” y ha indicado que “la Consejería de Educación y Deporte no ha dejado ni dejará de trabajar para buscar una solución al desastre propiciado por la anterior administración”, adoptándose todas las medidas legales posibles, como han sido contratos menores unidos a licitaciones de urgencia.

 

Diferentes soluciones para distintos problemas.

Entre los 147 comedores escolares que han sido adjudicados por la Agencia Pública Andaluza de Educación a la empresa andaluza de restauración colectiva Hermanos González se incluyen los 56 que a comienzos del curso fueron abandonados por la empresa COL-Servicol, entre los que están todos los centros jiennenses que hasta ahora han estado sin servicio y que suman un total de 40 distribuidos por diferentes municipios. En este lote se encuentran, además, otros 91 comedores de otras provincias cuyos contratos terminaron a finales de diciembre y que, debido a que el servicio nunca ha sido interrumpido, comenzaron a funcionar ayer mediante la puesta en marcha de contratos menores.

El expediente en su conjunto tiene un presupuesto de 30,4 millones de euros. La Agencia Pública Andaluza de Educación recuerda que, con anterioridad, ya ha realizado otras dos licitaciones (una en junio y otra en octubre), que “lamentablemente” quedaron desiertas. Ahora, tras la aprobación en el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía de la mejora de las condiciones en la adjudicación, el restablecimiento del servicios es ya una realidad.

Según ha explicado Sutil, para favorecer la concurrencia, entre otras novedades introducidas en los pliegos se ha ampliado el plazo de ejecución del contrato hasta cuatro años, con posibilidad de un año más de prórroga. Además, tal como se viene realizando desde el año pasado, no se prorrogarán aquellos contratos que tengan expedientes de penalización. Asimismo, la licitación no se ha fraccionado por lotes, de forma que las empresas interesadas han debido presentar oferta por la totalidad de los centros incluidos en la licitación, evitando así que queden desiertos aquellos comedores que puedan ser de menor interés para los operadores, como es el caso de los municipios de Jaén ubicados en zonas rurales y con un número pequeño de usuarios.

La contratación está conformada por 147 centros, 123 de ellos en la modalidad de cocina central y 24 de cocina in situ. A estos últimos se sumarán el curso próximo otros 22 comedores que cambiarán a este sistema adaptando sus espacios para hacer posible el cocinado diario de los menús en los propios centros, en una apuesta decidida de la Consejería de Educación y Deporte por mejorar la calidad del servicio y la satisfacción de las familias.

Igualmente, la Consejería de Educación y Deporte va a proporcionar además del almuerzo, el desayuno y la merienda, de tal forma que se garanticen tres comidas diarias al alumnado en riesgo de exclusión social beneficiario del Programa de Refuerzo en Alimentación Infantil.

 

Control de calidad

Los menús son supervisados cada mes y se ajustan a las recomendaciones de la Consejería de Salud y Familias y del Ministerio de Sanidad en cuanto a los estándares de calidad y alimentación saludable. Los pliegos de condiciones de los contratos exigen la presencia diaria de verdura y fruta fresca; el uso de aceite de oliva virgen extra; una mayor proporción de pescado que de carnes; la limitación de alimentos precocinados y fritos, y la preferencia por la dieta mediterránea y los productos ecológicos. Asimismo, se ha puesto en marcha un programa de seguimiento y rechazo de menús con objeto de identificar qué platos no son aceptados por el alumnado e intentar detectar las causas (temperatura, presentación, textura, receta…) para poder implantar medidas correctoras. Con ello se pretende garantizar una alimentación completa y equilibrada al alumnado modificando las elaboraciones con mayor porcentaje de rechazo (respetando, en todo caso, los criterios nutricionales establecidos en los pliegos) y reducir los residuos generados en el comedor.

Los comedores escolares se generalizaron a partir del año 2002 con el desarrollo de los planes de apoyo a las familias andaluzas y de ampliación de horarios de centros docentes. El servicio se presta en dos modalidades: la gestión directa por parte de la Consejería de Educación y Deporte y la concesión o contratación a empresas del sector, mediante concursos públicos, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.