Trinidad Rus denuncia las dificultades para acceder al casco histórico