El pleno de Diputación aprueba un presupuesto de 234 millones de euros para frenar la despoblación y generar empleo