Calvente califica de valiente la implicación del Gobierno Central en los presupuestos y el PSOE de desastre sin paliativos